lunes, 28 de mayo de 2018

El ciclón Mekunu toca tierra en el sur de Omán


MASCATE.- El ciclón Mekunu toca tierra en el sur de Omán, Península Arábiga. De acuerdo con los datos de las agencias oficiales de seguimiento de ciclones tropicales, se ha convertido en el más intenso desde que se tienen registros, en hacer impacto en este país. Aunque, como veremos, ni mucho menos es algo extraordinario que un ciclón tropical se adentre en la Península Arábiga.

De acuerdo con los datos del Centro Conjunto de Advertencias de Tifones, o Joint Typhoon Warning Center (JTWC), con su intensidad equivalente a un huracán de categoría 3, en la escala de Saffir Simpson, Mekunu se ha convertido en el ciclón más intenso en tocar tierra en Omán desde que se tienen registros.
El impacto, además, se producía cerca de una zona muy habitada. Salalah, Omán, con unos 350.000 habitantes, y lluvias torrenciales junto con vientos huracanados de más de 150 km/h.
La animación de imágenes de radar es realmente impresionante. Muestra un importante reforzamiento de Mekunu justo antes de tocar tierra.
En Wikipedia existe una concienzuda lista de todos los ciclones que han afectado esta zona del planeta desde los años 40. En este artículo, por ejemplo, se menciona el hecho de que Omán es azotado 1 vez cada 3 años por un ciclón tropical.
Probablemente, antes de Mekunu, el ciclón Gonu haya sido el más intenso y desastroso en afectar a este país (año 2007).
De acuerdo con la base de datos de la NOAA, pocos ciclones de una intensidad similar han hecho impacto históricamente en el sur de la Península Arábiga. Lo que sí es raro es que haya sido el segundo ciclón en formarse en la zona en menos de una semana. Así, otro inusual ciclón, el Sagar, recorrió el interior del Golfo de Aden para hacer impacto en Somalia y Djibouti.

jueves, 17 de mayo de 2018

España desbloquea el AVE a La Meca y arranca 210 millones más a Arabia Saudí


MADRID.- El consorcio industrial español que encabeza el Estado ha alcanzado un acuerdo con Arabia Saudí que desbloquea el calendario del AVE a la Meca y complementa con 210 millones el mayor contrato internacional de la Marca España.

Las constantes disputas quedan enterradas bajo las dunas de un nuevo y decisivo acuerdo que ha sido negociado en los últimos meses. El Consorcio Español de Alta Velocidad Meca Medina (CEAVMM) tiene previsto firmar hoy un acuerdo con el grupo estatal Saudi Railways Organization (SRO) que aplaza hasta 18 meses la puesta en servicio total y alarga la fase llamada de «preoperaciones» con gastos de ejecución por los que paga 210 millones, según ha podido confirmar El Mundo de fuentes de la negociación.
El llamado AVE del desierto o de los peregrinos empezará a operar en una primera fase el próximo septiembre para calmar a las autoridades saudíes, pero no lo hará totalmente hasta un año más tarde, según el acuerdo alcanzado con la firma del presidente de SRO, Rumaih Mohammed Al-Rumaih, y el del Consorcio, Jorge Segrelles.
Además del citado pago complementario de 210 millones, los saudíes ratifican un bonus de 35 millones, si se cumplen las condiciones de buen funcionamiento de las pruebas de sistemas. En total, 245 millones, con lo que el montante del contrato rondará los 7.000 millones de euros, un hito en los contratos internacionales de la industria española.
El llamado Consorcio Al Shoula está formado por 12 empresas públicas y privadas españolas (Renfe, Adif, Talgo, Copasa, OHL, Cobra, Siemens España, Indra, Imathia, Ineco, Inabensa y Consultrans) y dos saudíes (Al Rosan y Al Shoula) que desarrollan la segunda fase del contrato de construcción del tren de alta velocidad para enlazar La Meca y Medina en menos de tres horas.
El espectacular proyecto comprende la ejecución de un trazado con 450 kilómetros de longitud y el suministro de 36 trenes Talgo que pueden llegar a 56. Cada tren dispone de una capacidad de 417 viajeros y alcanza una velocidad comercial máxima de 300 kilómetros por hora.
El contrato, adjudicado en 2011, ha sufrido diversos retrasos y disputas tanto internas dentro del consorcio como con el cliente saudí. En el último acuerdo se establecía un inicio de operaciones el pasado marzo bajo pena de sanción y con riesgo de demandas judiciales. Finalmente ha sido posible un acuerdo sin acudir a arbitraje que extiende el período de pruebas, iniciadas el pasado diciembre.
El Consorcio acepta por su parte el mantenimiento de las dos estaciones previstas y a incorporar la estación de KAIA (King Abdulaziz International Airport) a la operativa antes de mayo de 2019. 
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, se ha implicado personalmente en las negociaciones y fue esencial la reciente visita a Madrid del príncipe heredero de la Corona Saudí, Mohamed Bin Salman.
La velocidad máxima y el número de servicios se incrementarán gradualmente con varios días a la semana hasta enero de 2019.

miércoles, 9 de mayo de 2018

El Gobierno saudí pone fecha al AVE a La Meca

MADRID.- El ansiado estreno comercial de la línea de alta velocidad entre La Meca y Medina llegará después del verano, en concreto, a lo largo del mes de septiembre. Una fecha que ha sido marcada por el ministro saudí de Transportes, Nabil bin Mohammed Al-Amoudi, y también mencionada en las últimas horas por Íñigo de la Serna, ministro español de Fomento. Una coincidencia que apunta a que las negociaciones para fijar una fecha definitiva para la entrada el servicio del llamado ‘AVE de los peregrinos’ están a punto de finalizar, según publica hoy El Confidencial.

No obstante, Al-Amoudi fue un poco más lejos a la hora de diseñar la hoja de ruta de la infraestructura. Durante una intervención en un foro económico en La Meca, el ministro saudí apuntó que la línea funcionará a pleno rendimiento durante el primer mes de 2019. Hasta entonces, se desarrollará una fase denominada "preoperacional", en la que el AVE entrará en servicio pero no con todas sus prestaciones, toda vez que en este periodo se examinarán que todos los sistemas y las comunicaciones funcionen de forma correcta, como está sucediendo en los ensayos que se llevan a cabo desde comienzos de año.
El ministro De la Serna avanzó hace unas semanas durante su intervención en un desayuno informativo organizado por Europa Press que la línea se pondría en marcha en dos fases. En una entrevista concedida a la agencia Efe, publicada este domingo, el titular de Fomento explicó que en la fase preoperacional los trenes no tendrán todas las prestaciones finales y serán operados con el sistema de frenado Asfa Digital, hasta que pueda ser instalado definitivamente el ERTMS, el empleado en las líneas de alta velocidad.
Estas dos etapas se han dado también en España siempre que una nueva línea de AVE se ha puesto en marcha. No obstante, De la Serna no se refirió en ningún momento a una fecha concreta para que la línea funcionara a pleno rendimiento. El Gobierno saudí, a fin de cuentas el cliente, parece tenerlo más claro: en enero de 2019 los trenes tienen que rodar a más de 300 kilómetros por hora y con las frecuencias indicadas para cubrir la demanda esperada, en el entorno de los 60 millones de usuarios cada año.

Estaciones sin terminar

Mientras, desde el consorcio Al-Shoula, encargado de la construcción y operación de la línea durante los primeros doce años, explican que durante la fase preoperacional "la velocidad no superará los 200 kilómetros por hora hasta que no se compruebe que los equipos instalados en la vía y los sistemas a bordo del tren se encuentran perfectamente coordinados en todo el trazado para ofrecer un servicio de alta velocidad".
En principio, las operaciones comerciales se iban a iniciar a finales del primer trimestre de 2018. Sin embargo, el proyecto se topó con dos obstáculos. En primer lugar, los retrasos por parte del consorcio que construyó la plataforma han provocado también demoras en la instalación y ajuste de los sistemas operativos y de comunicaciones, lo que impedía que el AVE a La Meca pudiera comenzar su andadura.
En segundo lugar, algunas de las estaciones aún estaban por finalizar. Una circunstancia que, en este caso, no es achacable al consorcio Al-Shoula puesto que este elemento no estaba incluido en el contrato. La construcción de las estaciones se adjudicó principalmente a grupos locales, entre ellos, Binladen, que ha atravesado una complicada situación financiera, hasta el punto de que ha tenido que ser auxiliado económicamente por el Gobierno local.

A la espera de resultados

Fuentes del sector apuntan que es difícil determinar una fecha para que la línea comience a funcionar a pleno rendimiento ya que dependerá de los resultados obtenidos en esa primera fase preoperacional. Las citadas fuentes señalan incluso que, en algunos tramos, aquellos que estuvieran más avanzados en cuanto a los sistemas, el tren podría circular a 300 kilómetros por hora incluso en esta primera fase.
De ahí que la prudencia se haya instalado en el Gobierno español a la hora de aventurar una posible fecha de inicio de las operaciones a pleno rendimiento. Más claro parecen tenerlo en Arabia Saudí, aunque todo apunta a que se trata de una manera de apurar al consorcio para que tenga lista la línea cuanto antes.

viernes, 20 de abril de 2018

El Gobierno saudí aplaza el inicio del AVE a La Meca a la espera de un informe clave

MADRID.- El inicio comercial del AVE entre La Meca y Medina, que construye y operará el consorcio español Al-Shoula (liderado por las empresas públicas Renfe, Adif e Ineco), aún deberá esperar un tiempo. La Organización Saudí de Ferrocarriles (SRO, por sus siglas en inglés), dependiente del Gobierno local, acaba de encargar un completo estudio de mercado para determinar las necesidades de la línea que unirá las dos ciudades santas y también contar con estimaciones de afluencia de pasajeros, según publica Vozpópuli

El informe se encarga precisamente cuando el Gobierno local negocia con el consorcio una fecha definitiva para la puesta en marcha del servicio, toda vez que la última que se fijó en el cronograma, 31 de marzo, tuvo que ser revisada.
No obstante, todo apunta que la línea no estará operativa hasta que el cliente no tenga a su disposición el estudio de mercado, encargado a la prestigiosa consultora holandesa Royal Haskoning DHV, y lo haya analizado en profundidad. 
El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, apuntó este martes que las conversaciones con el Gobierno saudí están en su fase final y a punto de finalizar.
Incluso avanzó que incluso podría haber una fase "precomercial", en la que el tren no circularía aún a la velocidad de 300 kilómetros por hora fijada en el contrato (y que ha sido capaz de alcanzar en los ensayos) debido a que aún  quedan por concluir aspectos relacionados con la señalización y las comunicaciones.
Sin embargo, todo apunta a que la fecha estará condicionada por el último paso que ha decidido dar el cliente con vistas a que todo esté preparado para la operación del primer tren de alta velocidad en Oriente Medio
Según el medio especializado Railway Gazette, el estudio encargado a Royal Haskoning DHV, que cuenta con una amplia experiencia en el sector de los transportes en la región, incluirá el establecimiento de puntos clave a lo largo del recorrido con vistas a una futura conectividad, además de pautas para calibrar previsiones de afluencia, tipologías de pasajeros, etc.

Antes de que acabe el año

A día de hoy, no hay una nueva fecha fijada para el inicio de las operaciones, aunque las estimaciones apuntan a que, en cualquier caso, será dentro del presente ejercicio 2018. También son las previsiones de Talgo, miembro del consorcio y fabricante de los 35 convoyes que ya circulan por la línea en viajes de prueba que se están llevando a cabo desde el pasado 31 de diciembre.
En la presentación de sus resultados anuales, la compañía cotizada apuntó que esperaba el inicio de las operaciones para 2018, sin más especificaciones.
Tampoco De la Serna se atrevió a dar una fecha definitiva y se limitó a señalar que la fase precomercial se iniciaría "en unos meses". Mientras, representantes de la SRO presentes en la conferencia sobre el sector SmartRail, que se celebra estos días en Amsterdam, señalaron que el inicio de las operaciones tendría lugar "en unas pocas semanas".

Ensayos con éxito

Actualmente, el comienzo de los viajes comerciales está pendiente de la finalización de las obras en algunas de las cinco estaciones del recorrido (cuya construcción no se encargó al consorcio español) y también de los citados trabajos de señalización del recorrido, especialmente en el tramo entre Jeddah y La Meca.
Por el momento, los trayectos de prueba están discurriendo con éxito. El consorcio cumplió el compromiso de realizar el primero de estos trayectos con pasajeros antes de que finalizara 2017 (lo hizo justamente el 31 de diciembre). De acuerdo con lo estipulado por el contrato, Renfe se encargará de la operación de la línea durante doce años.

viernes, 13 de abril de 2018

España y Arabia Saudí crearán una empresa conjunta para los futuros programas navales en el país árabe

MADRID.- España y Arabia Saudía han acordado crear una empresa conjunta para desarrollar los futuros programas navales en el país árabe mediante la firma de un memorando de acuerdo entre la empresa pública española Navantia y la saudí Sami.

Así se ha acordado la tarde de este jueves en la reunión que han mantenido en La Moncloa el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el príncipe heredero saudí, Mohamed Bin Salman.
Arabia Saudí y España tienen pendiente desde hace dos años la firma de la venta de cinco corbetas que construirá la española Navantia en los astilleros de Ferrol y Cádiz. La operación está valorada en unos 2.000 millones de euros y los trabajos supondrían unas siete millones de horas de trabajo.
Navantia considera estratégica esta operación por las excelentes oportunidades que presenta, por el buen posicionamiento en toda la zona de Oriente Medio con potenciales clientes interesados en sus productos y, sobre todo, por la carga de trabajo para sus astilleros y la industria auxiliar, "que supondría un gran impulso económico en las zonas de influencia y en la industria de defensa española".

El heredero saudí distingue a España como socio preferente de su plan de reformas

MADRID.- Mohamed Bin Salman (MBS), príncipe heredero y hombre fuerte de Arabia Saudí, ha distinguido a España como socio preferente para su ambicioso plan Vision 2030, que busca convertir a un reino de rasgos medievales en un país capaz de competir en la era post-petróleo. Su escala en Madrid, con la que ha culminado una gira de más de un mes por Reino Unido, Estados Unidos y Francia, ha incluido la firma de cinco acuerdos; entre ellos, el que da cobertura a la compra de cinco corbetas de los astilleros públicos Navantia por 2.000 millones de euros, tal como revela hoy El País.

La ministra María Dolores de Cospedal y el príncipe saudí, que ostenta también la condición de ministro de Defensa, firmaron este jueves el acuerdo de intenciones (MOU, por sus siglas en inglés) que dará cobertura a la compra de cinco corbetas del astillero público Navantia por unos 2.000 millones de euros.  
Este acuerdo político, que no es jurídicamente vinculante, debe plasmarse en otros tres documentos. El primero, firmado este jueves, por el que Navantia y la compañía saudí SAMI (Industrias Militares de Arabia Saudí) constituirán una sociedad conjunta para el desarrollo de programas navales. 
El segundo, por el que la Armada española se encargará de formar e instruir a unos 700 marinos saudíes, que nutrirán las dotaciones de las corbetas. Y el principal: el contrato de compra de los buques, entre el Ministerio de Defensa saudí y la sociedad conjunta formada por Navantia y SAMI.
Por tanto, el acuerdo firmado ayer en Madrid no es aún el paso definitivo, pero sí un paso irreversible para que se materialice el mayor contrato de exportación de Navantia, que lleva ya dos años de retraso.
Frente al argumento del empleo (el contrato generará 2.000 puestos de trabajo en los astilleros de Ferrol y San Fernando), cuatro ONG (Amnistía Internacional, FundiPau, Greenpeace y Oxfam Intermón) pidieron que se interrumpa la venta de armas a Arabia Saudí y denunciaron la complicidad de España con los crímenes de guerra en Yemen, donde han muerto casi 6.000 civiles desde que en 2015 comenzó la intervención de la coalición militar liderada por Riad.
Además de este acuerdo, la delegación saudí firmó en el Palacio de La Moncloa un acuerdo sobre transporte aéreo que permitirá incrementar los vuelos entre los dos países (el año pasado visitaron España más de 73.000 saudíes), un programa ejecutivo de cooperación cultural y dos memorandos sobre cooperación científica y laboral.
En la reunión entre las dos delegaciones —cinco ministros del lado saudí y ocho por parte española—, el príncipe heredero “confirmó el papel de España como socio importante para el éxito de su proyecto de diversificación económica”, según informó La Moncloa, y se señalaron áreas de cooperación en las que las empresas españolas tienen amplia experiencia, como energía (incluidas las renovables), infraestructura, transporte, cultura, ciencia y tecnología y defensa. 
El Plan de Internacionalización del Transporte y las Infraestructuras 2018-20 del Ministerio de Fomento identifica proyectos por 32.000 millones en Arabia Saudí en los próximos diez años.
Arabia Saudí es el primer socio comercial de España en Oriente Próximo, con un volumen de intercambios de 5.951 millones de euros en 2017 y un saldo deficitario para España de 1.417 millones. En parte se compensa con la creciente presencia de empresas españolas en Arabia Saudí. con contratos como el AVE La Meca-Medina, actualmente en periodo de pruebas, o el metro de Riad.
La primera visita a España del heredero saudí, de 32 años, sirvió también para dar proyección de futuro a la relación entre las dos casas reales. Felipe VI, que no coincidió con MBS cuando visitó Riad en enero del año pasado, le invitó a una cena privada el jueves en la Zarzuela, para ir tejiendo una amistad como la que su padre don Juan Carlos mantuvo con todos los monarcas saudíes desde los tiempos del rey Faisal.
El Rey tuvo con su huésped todas las deferencias que le permitía el protocolo, dado que no es jefe de Estado. Se alojó en el Palacio del Pardo, residencia de los mandatarios extranjeros que visitan España, y le ofreció un almuerzo en el Palacio Real. Eso sí, fue almuerzo y no cena de gala, no hubo discursos y la comida se sirvió en el Salón de Columnas, el mismo espacio que se utilizó con el el presidente palestino Mahmud Abas, jefe de un no-Estado.
El hecho de que no hubiera discursos ni rueda de prensa (MBS compareció ante los periodistas en París junto al presidente Macron) hizo que no se escuchara públicamente su voz, a pesar de que el principal objetivo de su gira era presentarse como un reformista, dispuesto a permitir la apertura de cines y a dejar conducir a las mujeres. Eso sí, sin democracia porque la democracia es, desde su punto de vista, un medio y no un fin en sí misma.

jueves, 12 de abril de 2018

La Armada Española y la Marina saudí, listas para colaborar estrechamente

MADRID.- El acuerdo entre Navantia y Arabia Saudí por el cual el astillero español prevé construir cinco corbetas para ese país contempla además una estrecha colaboración militar entre la Armada Española y la Marina Real saudí.

A falta de la firma del acuerdo comercial final, la Armada prevé después suscribir un acuerdo técnico para prestar apoyos durante la ejecución del programa de construcción de los buques, según relata Abc.
Esta mañana la ministra María Dolores de Cospedal ya mantuvo un encuentro bilateral con el Príncipe Heredero y ministro de defensa saudí, Mohammed Bin Salman, en la sede que el Cuartel General del Ejército de Tierra tiene en Madrid, con motivo de su primera visita oficial a España.
Fuentes de Defensa detallan que la ministra firma hoy un acuerdo de intenciones entre Gobiernos: «Este acuerdo habilita políticamente el resto de acuerdos que firmarán Navantia con empresas publicas saudíes y un acuerdo sobre adiestramiento entre las dos Armadas».
Por otra parte, fuentes militares informan que «el acuerdo militar entre las dos armadas supondría un importantísimo esfuerzo para la Armada Española, siendo el mayor programa de apoyo a una marina extranjera hasta la fecha. Es parte de su compromiso con la industria nacional».
La venta de las cinco corbetas españolas que presumiblemente se construirán en los astilleros de la provincia de Cádiz está valorado en unos 2.000 millones de euros, siendo el mayor contrato de exportación militar hasta la fecha.
Está previsto que la Armada apoye a la Marina saudí en la inspección y aceptación de la construcción de los buques. También, se va a colaborar en la formación, instrucción y adiestramiento del personal de las dotaciones saudíes. En total, unos 400 marinos que acudirán a España en diferentes etapas de la instrucción.
«Además a lo largo de toda la construcción de los buques, personal de la Armada asesorará a las dotaciones en la organización, elaboración de procedimientos operativos y de seguridad a implantar a bordo de estos buques. En las fases finales de la construcción, y una vez entregados los buques, la Armada colaborará en el adiestramiento operativo de los buques, así como en la evaluación operativa de sus sistemas y apoyo logístico», informan las fuentes militares conocedoras del proyecto industrial.
Las cinco corbetas para Arabia Saudí es un proyecto en el que Navantia ya trabaja desde hace tiempo. Se trata de buques patrulleros similares a los cuatro buques de clase Avante 2200, construidos durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para la armada venezolana.
El contrato con Arabia Saudí también prevé el desarrollo de sistemas de control y combate para los buques y un contrato de mantenimiento una vez disponga de ellas el cliente.

España vende cinco corbetas a Arabia Saudí por 2.000 millones

MADRID.- Los Reyes Felipe y Letizia han ofrecido este jueves en el Palacio Real de Madrid un almuerzo con más de 200 invitados en honor del príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman, que termina en España una gira de presentación de sus planes de transformación del país que le ha llevado también a Estados Unidos y a Francia.

Bin Salman, que viaja acompañado por un séquito de 700 personas, llegó el miércoles a Madrid. El príncipe se alojó en el Palacio del Pardo, lo que demuestra la importancia que España concede a la visita. Según 'Arab News', el Rey le ofreció una cena privada el miércoles.
Este jueves por la mañana, Bin Salman se ha reunido con la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, y por la tarde lo ha hecho con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, una cita en la que se ha procedido a la firma de acuerdos sobre varias materias, entre ellas justicia, cultura, transporte, ciencia y tecnología.
Entre estos, está previsto que ambos gobiernos firmen un acuerdo de intenciones que habilita políticamente la venta de cinco corbetas de Navantia a Arabia Saudí, que tendrá que formalizarse en las próximas semanas con empresas públicas saudíes por valor de 2.000 millones de euros. También se suscribirá un acuerdo sobre adiestramiento entre las Armadas de ambos países.
A la cita en el Palacio Real han asistido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y siete miembros de su Gobierno (la vicepresidenta y los titulares de Defensa, Exteriores, Interior, Hacienda, Fomento y Energía), además de varios secretarios de Estado y el director del CNI, Félix Sanz Roldán.
También ha acudido el presidente del Tribunal Constitucional, Juan José González Rivas; los presidentes del Congreso y del Senado, Ana Pastor y Pío García Escudero y el jefe del Estado Mayor de la Defensa, Félix Sanz Roldán. 
Entre los portavoces parlamentarios, solo la socialista Margarita Robles. Entre las autoridades locales, la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena y la delegada del Gobierno, Concepción Dancausa, pero no la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes.
Al Palacio Real han acudido más de una veintena de presidentes de empresas, principalmente de infraestructuras, energía e ingeniería, como Renfe Operadora, Acciona, Talgo, Indra, Técnicas Reunidas, FCC, Sacyr, Abengoa, Sener, AENA y El Corte Inglés. A la comida se han sumado el presidente del consorcio del AVE La Meca-Medina, Jorge Segrelles, y el vicepresidente de la CEOE, Joaquim Gay de Montellá.

miércoles, 11 de abril de 2018

El heredero al trono de Arabia Saudí visita Madrid con un séquito de 600 personas


MADRID.- El príncipe heredero saudí, Mohamed Bin Salman, ha llegado este miércoles a Madrid para una visita de trabajo que incluirá, este jueves, un almuerzo en su honor ofrecido por los Reyes en el Palacio Real, y un encuentro con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para firmar acuerdos entre los dos Gobiernos, según distintas fuentes implicadas en la organización de la visita.

Bin Salman viaja a España después de una gira internacional que le ha llevado a estar tres semanas en Estados Unidos y dos días en París. Además de reunirse con el presidente francés, Emmanuel Macron, el heredero saudí posó para una foto junto al primer ministro libanés, Saad Hariri, y al Rey de Marruecos, Mohamed VI.
En Madrid, se alojará en el Palacio del Pardo, una muestra de la deferencia que Gobierno y Casa Real quieren tener con su invitado, aunque no se trata de una visita de Estado.
Más problemas ha tenido para alojarse en hoteles de la capital la excelsa delegación que le acompaña con cerca de 600 personas, según informa el diario Expansión
De hecho, tendrán que repartirse en varios hoteles madrileños, entre ellos, el Eurostars o el Villa Magna. Este último se ha visto obligado a cerrar estos días para poder alojar a parte del séquito del príncipe saudí. 
 “Una delegación de Estado ha cerrado el hotel entre los días 10 y 12 de abril”, han informado en el hotel a los clientes que tratan de hacer una reserva estos días.

Recibido por Cospedal

El joven mandatario, de 32 años, ha llegado a las 14.30 horas en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), donde ha sido recibido por la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal. Con ella mantendrá además una reunión de trabajo el jueves por la mañana en el Cuartel General del Ejército de Tierra.
Aunque no han dado detalles de los temas previsto a tratar en el encuentro, Arabia Saudí y España tienen pendiente desde hace dos años la firma de la venta de cinco corbetas que construirá la española Navantia en los astilleros de Ferrol y Cádiz. La operación está valorada en unos 2.000 millones de euros y las autoridades españolas esperan que quede formalizada en la visita del heredero saudí.
La agenda oficial de Bin Salman en Madrid comenzará el jueves a las 11.30, cuando será recibido en audiencia por el Rey en el Palacio de la Zarzuela. Después se desplazará al encuentro con Cospedal y acto seguido al Palacio Real.
Al almuerzo, donde no habrá discursos ni del príncipe saudí ni del Rey de España, está prevista la asistencia del presidente del Gobierno y de cuatro ministros: Alfonso Dastis (Exteriores), María Dolores de Cospedal (Defensa), Íñigo de la Serna (Fomento) y Álvaro Nadal (Energía).
También tienen previsto acudir los presidentes del Congreso, Ana Pastor, y del Senado, Pío García Escudero, y representantes empresariales, entre ellos el vicepresidente de la CEOE y presidente de Fomento del Trabajo, Joaquín Gay de Montellá.
A las 17.00 horas ha sido la reunión con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que culminará con una firma de acuerdos entre los dos Gobiernos.

Navantia: cinco corbetas para Arabia Saudí por 2.000 millones


MADRID.- El Gobierno tiene todo preparado para firmar mañana un acuerdo de entendimiento con Arabia Saudí para la construcción y venta, tras dos años de retraso, de cinco corbetas de Navantia. Será el mayor pedido procedente del exterior recibido hasta la fecha por la empresa pública española, según recoge hoy Expansión.

La ocasión la brindará la visita entre hoy y mañana a España del príncipe heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman, de gira por Europa tras un viaje de tres semanas por Estados Unidos.
El príncipe tiene previsto reunirse mañana a media mañana con Felipe VI en el Palacio de la Zarzuela, donde se celebrará un almuerzo en su honor. A las 17:00 horas firmará en La Moncloa junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el acuerdo que habilita la celebración del contrato con Navantia.

Almuerzo en La Zarzuela

La agenda de la Casa Real adelanta que, en el encuentro, "se firmarán varios acuerdos bilaterales entre los dos países". Fuentes gubernamentales indicaron a Expansión que entre los acuerdos figura el relacionado con las corbetas de Navantia. Ésta es la previsión del Ejecutivo, que prefiere mantener la cautela hasta el final, ya que el cliente saudí siempre puede cambiar de parecer a última hora.
La dimensión del contrato justifica en buena parte la expectación y las reservas con las que desde el Gobierno se ha acogido la visita de Bin Salman. Está valorado en 2.000 millones de euros y consiste en la construcción de cinco corbetas de tipo Avante 2200, parecidas a las que Navantia construyó para la Armada de Venezuela. El contrato viene acompañado, además, de la construcción de una base en Arabia Saudí y de la prestación de servicios de adiestramiento a los militares del país para la operación de estas embarcaciones.
Este último aspecto ha sido uno de los factores que ha retrasado la firma. Las fuentes consultadas explican que la ubicación de la base y el interés del Gobierno saudí por elevar el protagonismo de sus empresas en este proyecto han contribuido a los retrasos. Se da por hecho que, en las negociaciones entre ambos países, también han incidido otros aspectos como la marcha de las obras del AVE entre Medina y La Meca.
Los barcos serán construidos en las instalaciones de Navantia en la Bahía de Cádiz, en San Fernando, y supondrán un espaldarazo para la empresa, que se encuentra a la espera de otros importes contratos internacionales de mayor relevancia si cabe, como los de Australia, Canadá, India o Estados Unidos.
Con su gira europea, Bin Salman completará un periplo que le ha llevado a Estados Unidos, donde ha permanecido tres semanas en busca, entre otras cosas, de inversiones para su país y del estrechamiento de alianzas con la Administración Trump.
Bajo el brazo, el príncipe lleva la OPV de la petrolera estatal Aramco, cuya salida a Bolsa ha quedado retrasada hasta 2019. A la compañía se le asigna un valor cercano a los dos billones de dólares, y los planes de Bin Salman pasan por colocar un 5% para reducir la dependencia árabe del petróleo y captar inversiones con las que diversificar la economía del país.
Varias plazas bursátiles europeas se han mostrado interesadas en albergar la OPV de Aramco, sobre lo que el príncipe no ha dado más información. Otra de sus ambiciones, también incluida en la conocida como Vision 2030, es la de conformar el mayor fondo soberano de inversión del mundo.
Estas dos iniciativas ya han sido suficientes para que su viaje a Europa haya generado una gran expectación. Su llegada a España viene precedida por los encuentros entre Bin Salman y el presidente francés, Emmanuel Macron, en la que la defensa y la energía han sido los principales asuntos de la agenda.

Astillero chino

La empresa española naval que sí ha logrado concretar esta semana un pedido ha sido la gallega Gabadi. Ayer anunció la firma de un contrato con el astillero chino Jiangnan por cerca de 34 millones de euros para la construcción de tanques de gas natural licuado.
El contrato lo desarrollará durante el próximo año y medio la filial china de la empresa española, Gabadi Marine Engeneering, que desplazará a 70 trabajadores al país asiático.